Una asfixiante desidia se desprende del mundo academico, un tufo rancio parece saturar la atmosfera en cuanto se pronuncia la misma palabra “academico”. La cultura no deberia ser esto, algo muerto, nauseabundo para la mayoria de los que se acercan a ella por primera vez. Desde luego no se promociona la cultura como otras aspectos del ser humano, ( imaginense que un investigador cientifico en lugar de la aseptica bata blanca, usase una cubierta de sloganes de universidades y anagramas de multinacionales ) pero la razon de que esto sea asi probablemente sea solo economica, la misma de siempre en realidad, la cultura de por si no es rentable, solo implica gastos y cualquier nuevo proyecto carece de las garantias necesarias que lo haga económicamente interesante. El dinero es el combustible con el que marcha la maquina, y son tan solo unos “ presupuestos ” los que se manejan para financiar la actividad cultural por parte de los gobiernos de los estados del mundo, que apenas sirven en todos los casos para mantener el “hardware” en “standby” , como esos pilotitos rojos que permanecen encendidos en los televisores apagados.

El ser humano realmente tiene otras prioridades mas acuciantes, que, por ejemplo, averiguar tal o cual cosa sobre nuestros origenes, de las cuales sin duda la principal es la de enriquecerse lo mas rapidamente posible, no seamos hipócritas, acabar con el hambre, la enfermedad o la guerra no ha entrado nunca dentro de la lista de actuaciones urgentes de ningun gobierno, tanto es así que muchos de estos problemas funcionan paradójicamente como motores economicos, de todos es sabido que una cuarta parte del mundo vive de espaldas y a expensas de las otras tres cuartas partes, que la industria farmaceutica es una de las mas poderosas del mundo y que el negocio armamentistico sigue bogando a toda vela. Esto es así, solo porque no existe una idea del colectivo humano como grupo en sí, sino como un amasijo de individualidades, repartidos en nacionalidades, basadas en el absurdo de la propiedad y no del derecho, en el “tener” mas que en el “ser”.

Sin embargo a estas alturas de la actual civilización, deberiamos darnos cuenta de que estamos pisando las huellas de los que nos predecedieron, deberiamos ya saber que el enemigo no es nuestro hermano, sino las circunstancias , que en un entorno tan cerrado como el de nuestro planeta, una prioridad deberia ser la de conocer nuestra casa comun y de una vez pos todas salir de una vez del circulo vicioso y autodestructivo de superponer en el tiempo la hegemonia de unos pocos sobre los otros. Dentro de unos años, alguna catastrofe, nos hara tener que empezar de nuevo, incluso si es lo suficientemente destructiva, puede que haga olvidar a las generaciones supervivientes, que una vez hubo una “cultura” que alcanzo cierto nivel de desarrollo, hasta que algun dia, con suerte y estudio algun erudito descubra en algun mito, alguna pista sobre quienes fuimos.

Existe al parecer, una isla sumergida frente a las costas de Cuba, entre la peninsula de Yucatán y el archipiélago caribeño, con lo que parecen los restos de una ciudad del estilo de las ciudades mayas, a mas de 600 metros de profundidad, sin embargo la noticia es el año 2001 y a fecha de hoy todavía no se ha dilucidado si esto es así. De igual modo existen construcciones humanas bajo las aguas de todo el mundo pendientes de estudio, sabemos que la principal causa de la subida del nivel del mar fue el deshielo al final de la ultima glaciación, y sabemos que un nuevo deshielo aceleraria la llegada de una nueva glaciación, ¿ sabemos o no sabemos como especie, hacia donde dirigir nuestros esfuerzos?.

Saber mas de la ciudad sumergida en Cuba, Aquí y luego noticias mas recientes Aquí.