La bronca entre los Igigi y los Anunaki, a cuenta del injusto reparto del trabajo, debe ser una de las primeras manifestaciones reivindicativas en materia de derechos laborales:”…Los dioses arrojaron sus azadas al fuego y a las llamas sus capazos, despues agrupados marcharon a la puerta del santuario de Enlil…”Como estaban cabreados y sus intenciones no eran muy saludables para sus jefes, rodearon el palacio, por lo que Enlil un tanto acojonado mandó sacar las armas y atrancar la puerta. Al final como siempre se mandó buscar entre los amotinados al cabecilla, al instigador y se lo cargaron porque ¡¡ que formas de pedir las cosas son estas !!Cuanto ha llovido desde entonces, mucho, teniendo en cuenta que el texto hace referencia a hechos acaecidos antes de la creacion de los hombres, antes del diluvio y sin embargo que poco han cambiado las cosas, de hecho las practicas empresariales habituales actualmente no distan mucho de las de aquellos tiempos, se sigue abusando de los trabajadores, ultimamente con la connivencia de unos sindicatos excesivamente “corporativizados” ( valga el palabro en pro del eufemismo generalizado dentro del libre-mercantilismo , vendidos para el que no lo entienda). Hoy en dia no se mata a nadie abiertamente por reivindicar una mayor justicia social en la mayoria de los paises, solo se le aparta, arrincona, se le marca ó desprestigia, sencillamente se les pasa por encima, hay tanta clase media que no resultan peligrosos.

Los arqueologos cuando hablan del origen de la civilizacion invariablemente se remontan seis mil años atrás y nos dicen que entonces ocurrió la primera manifestación de cultura urbana. ¿En todas partes a la vez?. A ver, tenemos mesopotamia, egipto, china, Perú…y lo que aun no se ha descubierto. Yo creo que es suficiente como para que podamos permitirnos pensar que algun resto de alguna civilización preglacial sobrevivió a la ultima glaciación, quizá ese resto que un griego llamó “la Atlantida”.Por otra parte, leyendo el libro de Botteró y Kramer “cuando los dioses hacian de hombres..” , titulo que en realidad es la frase con la que empieza una de las tablillas cuneiformes que estos señores se afanarón en traducir, encuentras motivos tambien para abundar en esta teoria, – como los puedes encontrar en casi cualquiera de las mitologias existentes – , uno de las traducciones que mas me llaman la atención es una en la que el dios Enki – un tipo muy enrollado -, se construye un templo de plata y lapislázuli :“…en cuyos ladrillos repercutian los ecos de mil voces y cuyas paredes de cañas mugian como bueyes, el palacio de Enki vociferaba, incluso por la noche alababa y celebraba a su soberano con gran estruendo…”Me pregunto yo, que para que querrá nadie una desaforada casa vociferante, para dormir seguro que nó, a menos que no fuera solo una casa…. . Cabe mencionar que otro texto, “el himno al carro de enlil” una suerte de porompompero babilonico traducido por F. Lara Peinado, en el que tambien se hace referencia al estruendo que producía el divino artefacto, pero claro en un carro es mas normal, no?. ¿hace 4000 y pico años?.